El crack bursátil (grupo A)

EXPLICACIÓN DE LA ACTIVIDAD:

En la actividad de hoy el principal objetivo que se persigue es trabajar el crack bursátil de 1929 y relacionar este acontecimiento con el producido en 2008. Para ello, organizaréis el grupo que os ha tocado y os repartiréis las siguientes tareas. Tenéis que elaborar en 25 minutos un documento word en el que conste el título del tema que trabajáis (El crack bursátil), el nombre de los componentes del grupo, las respuestas del ejercicio 1, y los links y la fotografía del ejercicio 2, con sus respectivas justificaciones. Recordad que esta actividad cuenta un 10% para la nota final de curso.

Gráfico comparativo de la caída de los valores de las acciones en 1929 y 2008.

Gráfico comparativo de la caída de los valores de las acciones en 1929 y 2008.

EJERCICIOS:

1) Leed el texto que aparece más abajo y contestad las siguientes preguntas (2/3 personas).

  • Explicad con vuestras palabras, brevemente, en qué consiste y por qué se da el crack bursátil de 1929.
  • Destacad una frase del texto que sea representativa del tema que se está tratando.
  • Relacionad este aspecto de la crisis con los otros que trabajan vuestros compañeros (cierre de empresas y desempleo durante la crisis de 1929).

2) Buscad en Internet una imagen actual que sea significativa del crack bursátil del 2008 y dos noticias de relativa actualidad que traten el tema. Justificad vuestra elección y enviad la información encontrada a gbarroso@oakhouseschool.com (2 personas). Un ejemplo de noticia sería la siguiente:

http://economia.elpais.com/economia/2008/09/15/actualidad/1221463973_850215.html

3) Exposición oral de los resultados del ejercicio 1 y 2, y conclusiones: ¿cómo están relacionadas la crisis de 1929 y la del 2008 en relación al crack bursátil? Para contestar esta pregunta, el grupo ha tenido que haber puesto en común el trabajo realizado en los puntos 1 y 2. La duración de la exposición es de 5 minutos (2 personas).

TEXTO:

Muy pronto, un negocio mucho más atractivo que el teatral atrajo mi atención y la de mi país. Era un asuntillo llamado mercado de valores (…). Si uno compraba ochenta mil dólares de acciones, sólo tenía que pagar en efectivo veinte mil, el resto se le dejaba a deber al agente (…). El mercado seguía subiendo y subiendo (…). Lo más sorprendente del mercado en 1929 era que nadie vendía una sola acción. La gente compraba sin cesar (…). El fontanero, el carnicero, el hombre del hielo, todos anhelando hacerse ricos arrojaban sus mezquinos salarios –y en muchos casos los ahorros de toda la vida– en Wall Street (…). Un buen día el mercado empezó a vacilar. Algunos de los clientes más nerviosos fueron presa del pánico y empezaron a vender (…); al principio las ventas se hacían ordenadamente, pero pronto el pánico echó a un lado el buen juicio y todos empezaron a lanzar al ruedo sus valores (…) y los agentes empezaron a vender acciones a cualquier precio (…). Luego, un día, Wall Street tiró la toalla y se derrumbó. Eso de la toalla es una frase adecuada porque para entonces todo el país estaba llorando.

Groucho Marx. Groucho y yo. 1981.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Crisis de 1929 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s